Besame,no pares nunca.

24 feb. 2012

Nos sentimos tristes cuando sucede algo malo, cuando perdemos algo que valoramos, o alguien que queremos.
Cuando nos permitimos esta emoción, nos damos espacio para el duelo, para la quietud para cerrar heridas, podemos aceptar y asumir las perdidas, podemos de a poco recuperar nuestra paz interior..

No hay comentarios:

Publicar un comentario